Promociones

Colibríes

Nuestro Jardín de Colibríes atrae a 26 especies de colibríes de Costa Rica, más especies que en otra parte de Costa Rica y posiblemente del mundo. Según reportes aproximadamente 57 colibríes diferentes han sido vistos en Costa Rica y posiblemente más de un 40% de estas 57 especies han sido vistas aquí, en Waterfall Gardens. Debido a que usted se puede acercar a solo centímetros de los comederos y a que nuestros colibríes no les temen a los humanos nuestro jardín de colibríes es el mejor lugar en el mundo para fotografiar colibríes desde muy cerca. Si usted llega antes de las 9:00 am ó después de las 4:00 pm puede alimentar a los colibríes en la palma de su mano con nuestro comedero manual especialmente diseñado en forma de flor.

Abajo están los nombres de los colibríes que usted puede encontrar en nuestros comederos:

Nombre común en inglés

Nombre científico

Nombre Común en español

Magenta-throated woodstar

Calliphlox bryantae

Colibrí magenta

Coppery headed emerald

Elvira cupreiceps

Esmeralda capirotada

Green thorntail

Discosura conversil

Rabudito verde

Volcano hummingbird

Selasphorous flammula

Colibrí volcanero

Scitillant hummingbird

Selasphorous scintillatha

Colibrí centleante

Strite throated hermit

Ethornis srriigunaris

Ermitaño gorgiestriada

Black bellied hummingbird

Eupherusa nigriventris

Colibrí ventinegro

Magnificent hummingbird

Eugenes fulgens

Colibrí magnifico

Violet sabrewing

campylopterus hemileucurus

colibrí morado

Purple-crowned fairy

Heliothryx barroti

Colibrí hada occidental

Green- fronted lancebill

Doryfera ludoviciae

Colibrí pico de lanza mayor

Green violet-ear

Colibrí thalassinus

Colibrí verdemar

Brow violet-ear

Colibrí delphinae

Colibrí pardo

Rufous-tailed hummingbird

Amazilia tzacatl

Amazilia rabirrufa

Purple-throated mountain-gem

lampornis cablaema

Colibrí variable

Striped-tailed hummingbird

Eupherusa eximia

Colibrí colirrayado

White-bellied mountain-gem

Lampornis hemileucus

Colibrí gorgivioleta

Cinnamon hummingbird

Amazillia rutila

Amazillia canela

Fiery throated hummingbird

panterpe insignis

Colibrí insigne

Green hermit

Phaethornis guy

Ermitaño verdemango

Green- breasted mango

Anthracothorax prevostii

Pechiverde

Bronze-tailed plumeleteer

Chalybura urochrysia

Colibrí patirojo

White-necked Jacobin

Florisuga mellivora

Colibrí nuquiblanco

Green- crowned brilliant

Heliodoxa jacula

Brillante coroniverde

Steenybeneed hummingbird

Amazilia saucerroppc


Ellos se ven abundantemente alrededor de los comederos porque estos son una fuente constante de alimento (azúcar y agua), esta mezcla es lo más similar al néctar que los colibríes obtienen de las flores. La mezcla de cuatro partes de agua por 1 de azúcar les da a los colibríes los nutrientes apropiados para que continúen volando (volando, volando y volando).

Nos asegurarnos diariamente de la exactitud de esta mezcla ya que de otra manera los colibríes engordarían y estarían en un pésimo estado de salud. Otra preocupación son las caries (créalo o no) que se pueden formar en sus picos gracias a una desproporción de azúcar en la mezcla. Además los comederos son esterilizados todas las mañanas para prevenir que estas aves se contagien con los hongos que se forman en comederos sucios.
Cuando se acerque a los comederos se dará cuenta que las aves no parecen tenerle mucho miedo. De hecho, ellas son bastante amistosas. Antes de que el parque abriera los dueños colocaban comederos y esperaban pacientemente a que las aves llegaran. Luego de casi 3 meses comenzaron a llegar y siguen regresando todos los días. Cada año vemos los mismos pájaros que regresan pero esta vez acompañados de los más jóvenes. Mientras más nos acostumbremos a sus visitas, ellos más se acostumbrarán a nosotros.

 

Hechos interesantes sobre Colibríes

  • Son las aves más pequeñas del mundo.
  • En proporción a su tamaño, tienen el cerebro y el corazón más grande en el reino animal.
  • No tienen sentido del olfato.
  • Mueven sus alas alrededor de 60 veces por segundo.
  • Su corazón late entre 500 y 1200 veces por minuto.
  • Solo pueden ser halladas en América del Norte, Central y del Sur.
  • Visitan entre 2000 y 5000 flores por día.
  • Diariamente consumen dos veces su peso en alimento.
  • El color de sus plumas es producido por la refracción de la luz y no por pigmentos.
  • Su velocidad promedio es de 45 millas por hora (72,4 kilómetros por hora).
  • La lengua tiene el doble de largo que su pico.
  • Además del néctar de las flores, los colibríes comen insectos como fuente de proteínas.
  • Ellos no pueden caminar, sólo posarse.
  • Sólo vuelan el 20% del tiempo.

 

Cortejo y Reproducción

Los colibríes por ser tan solitarios y competitivos, no tienden a vivir por mucho tiempo. El cortejo híbrido no es común entre los colibríes. Es muy común que la hembra sea quien comience a buscar al macho una vez qua ha escogido un lugar para su nido y haya comenzado a construirlo. Los colibríes machos atraen a las hembras posando, haciendo patrones de vuelo, creando sonidos vocales y de alas. Algunas veces los machos vuelan en picada al frente de la hembra, otras veces vuelan para adelante y para atrás cuando están ante ellas para mostrarles la forma en que las plumas de sus alas irradian los colores.

Los machos también “poseen” territorios abundantes en flores y de esta manera las hembras se benefician de esta extensa fuente de alimentos a cambio de ofrecerle al colibrí macho derechos de paternidad exclusivos. El coito entre colibríes es breve, pero puede ocurrir en muchas ocasiones, aunque nunca por más de un día. De hecho estas aves pueden aparearse durante un vuelo.

Una vez que el acto se ha completado, la hembra pone los huevos y los incuba. Usualmente las hembras escogen un lugar que no es la zona de alimentación más favorable, pero tomando esta decisión obtienen paz y tranquilidad, inclusive si esto significa depender de insectos como el alimento básico en su dieta. Los huevos son diminutos, alrededor de un centímetro de alto por medio centímetro de diámetro, y el tiempo de incubamiento promedio es de 16 días. Comúnmente sólo dos huevos son puestos, con un día de separación, y la madre usa técnicas para mantener tibios los huevos además de agitarlos muy delicadamente para mantenerlos a una temperatura constante de 32º Centígrados (90o Fahrenheit) hasta que estén listos para salir del caparazón. A las crías de los colibríes les tomará un poco más de tres semanas para que les crezcan sus plumas y alcancen el tamaño de un colibrí adulto, mientras sus picos alcanzan su tamaño completo un poco después. En la cuarta semana estas aves están listas para sobrevivir por sí mismos.

 

Hábitos Alimenticios

Debido a que los colibríes no tienen sentido del olfato tienen que buscar su fuente de alimentación con la vista. Los colibríes más jóvenes deben aprender a esperar néctar de las flores coloridas.  El pico de los colibríes está diseñado para encajar perfectamente con la forma y lo largo de las flores de las que ellos succionan el néctar. Los picos tienen toda variedad de formas y medidas, pero tienden a ser largos y estrechos, algunos son curvos. La lengua de colibrí mide el doble de largo que el pico.

Las flores que los colibríes usan como fuente de alimento han evolucionado con ellos. Para atraer a los colibríes las flores deben ser rojas, florecer durante el día, tener mucho néctar y no tener ningún tipo de “plataforma” de aterrizaje ya que de esta manera eliminan cualquier forma de competencia de otras aves. Flores que no tengan “plataforma” de aterrizaje solo son accesibles para colibríes, quienes pueden planear y comer al mismo tiempo que están colgando en el aire. Flores con formas tubulares o de trompeta proveen una forma de alimento casi exclusivo para colibríes puesto que sólo su pico largo y estrecho es capaz de acceder a este suculento néctar.

Algunos colibríes se alimentan de la misma planta durante todo un día. Otros tienen rutas de alimentación mixtas que cubren largas distancias. Ellos viajan metódicamente en patrones especiales de vuelo con lo que define su territorio. Para sobrevivir, un colibrí debe consumir cada día más de su peso en alimento, lo que equivale entre 6000 y 12000 calorías al día. Cerca del 70% de comida proviene de azúcar líquida y el resto de la proteína de los insectos.

La dieta de los colibríes consiste en néctar, savia e insectos. Si hay suficientes insectos disponibles un colibrí come cientos de ellos en un solo día, algunas veces hasta podrían “asaltar” una tela de araña para comer un insecto capturado o hasta comerse la araña misma. La mezcla de néctar de nuestros comederos de colibríes comprende una parte de azúcar por cuatro de agua, ya que un alto contenido de azúcar en la mezcla podría provocarle caries en sus picos y obesidad. La gran mayoría de los días el contenido de los comederos será consumido casi por completo al finalizar la tarde. Estas aves consumen 22,6 kg. (50 libras) de azúcar cada semana.

 

Sobrevivencia

Los nuevos colibríes adultos aprenden por ellos mismos las habilidades de sobrevivencia, como  volar, buscar alimentos, eludir a sus depredadores, bañarse y acicalarse.

Territorialidad

La territorialidad entre los colibríes se convierte en un aspecto crucial de sus vidas, a veces hasta en un asunto violento. Los colibríes “cercarán” un área rica en néctar de flores y la defenderán apasionadamente punzando a sus rivales con sus picos o volando en picada para asustarlos.

 

Depredadores

Entre los depredadores más comunes de los colibríes están los halcones, orioles, cuervos, correcaminos y otros tipos de aves grandes. Ratones y gatos pueden representar un peligro para las crías de los colibríes. También se han dado casos en que tarántulas y mantis religiosas han atacado colibríes muy pequeños. Sin embargo, la historia ha demostrado que el mayor depredador de estas aves ha sido el hombre especialmente en el siglo XIX cuando mataron miles de colibríes solo para utilizar sus plumas y cuerpos como decoración en sombreros.

 

Migración

Los machos emigran aproximadamente tres semanas antes que las hembras. Esto puede tener su fundamento en la exploración de nuevos territorios para proteger a las hembras y sus crías de no morir de inanición.

 

Hábitos de Dormir

Debido a que los colibríes tienen poca grasa corporal ellos deben depender de su metabolismo para mantenerse tibios. Para protegerse de las temperaturas bajas en las noches los colibríes entran en un estado de invernadero en el cual su temperatura corporal desciende de 30º C a 21º C, usualmente tratan de tener la misma temperatura del ambiente. Esta habilidad les permite conservar energía mientras su ritmo cardiaco disminuye, en el día su corazón late alrededor de 1200 veces por minuto, al llegar la noche sólo late 159 por minuto.

 

Distribución Geográfica

Las 341 especies en la familia de los Colibríes, Trochilidae, se pueden encontrar solo en el Hemisferio Occidental. Su territorio abarca desde el sur de Alaska hasta el lugar más austral de Suramérica. Pero la mayoría de los colibríes viven en la zona del ecuador, especialmente en las selvas de Colombia y Ecuador donde las flores con néctar y los insectos son abundantes. En los Estados Unidos solo existen 15 especies de colibríes (mayormente en el occidente de E.E.U.U.) y solo el colibrí garganta rubí aparece estacionariamente en el este de Mississippi. Un número cada vez de mayor de colibríes están comenzando a emigrar durante el invierno al sureste de los Estados Unidos, cerca del Golfo de México.
Los colibríes viven en diferentes altitudes, desde los llanos de la costa este de los Estados Unidos hasta los 4572 metros (15,000 pies) sobre el nivel del mar en la Cordillera de Los Andes. Los colibríes no habitan en praderas, puesto que en este tipo de tierras no son ricas en flores con néctar. De las 341 especies de colibríes 57 de ellas existen en Costa Rica y 24 pueden ser vistas en La Paz Waterfall Gardens. Este es el Jardín de Colibríes con mayor número de especies  en Costa Rica.

 

Los Colibríes como Polinizadores

Como las abejas, los colibríes también buscan néctar en las flores. Durante el proceso de extracción del néctar del tubo de las flores el polen de estas se pega en el pico y en las plumas. Al visitar diferentes flores de la misma especie todos los días ayudan a la fertilización y por consiguiente a la producción de semillas.

 

Colibríes y la Simbiosis de la Heliconia

Las heliconias del trópico cuentan exclusivamente con los colibríes como polinizadores. Puesto que ellos no tienen sentido del olfato, los colibríes son atraídos a las flores de las heliconias  gracias a los colores tan brillantes. Normalmente el tamaño del pico del colibrí polinizador encaja perfectamente en el tubo de las flores de las heliconias. Muchas heliconias con tubos de las flores muy profundos dependen de especies específicas de colibríes que tienen un pico extra largo para ser capaz de polinizarlas.

 

Leyendas sobre Colibríes

Estas pequeñas y coloridas aves frecuentemente son objetos de leyendas, mitos y supersticiones. La habilidad de los colibríes de desaparecer con sólo pestañar hace que sus rápidas apariciones se asemejen a alucinaciones, además de darle connotaciones mágicas que muy pocas aves poseen. En muchas de las culturas indígenas de América estas rápidas criaturas voladoras son personajes importantes en mitos, asociándolas con el viento, la lluvia y otras fuerzas impredecibles de la naturaleza que tienen causas misteriosas para los aborígenes del continente americano.

Una de las leyendas más famosas sobre colibríes proviene de la civilización Maya. Donde ellos sostienen que el Sol se disfraza de colibrí para seducir a la Luna. El dios más importante de los aztecas estaba asociado con el colibrí, su casco sujetado en la parte posterior de la cabeza era la cabeza de un colibrí, haciéndolo parecer mitad pájaro mitad hombre. Actualmente existen dos leyendas muy populares pero falsas sobre estas aves tan pequeñas. Una de estas supersticiones dice que los colibríes mueren en el otoño y resucitan en la primavera; y la otra que los colibríes migran a través de grandes cuerpos de agua subiéndose en la espalda de un ganso.

Especies de colibríes en Waterfall Gardens

Ir arriba