Felinos » Jaguar

Panthera onca-Jaguar

Nombre Común en Inglés: Jaguar

Nombres Comunes en Español: Jaguar, Tigre

Nombre Científico: Panthera onca

Estado de supervivencia: El jaguar está en la posición ¨Casi amenazado¨ de la lista de UICN y la cantidad de ellos en libertad disminuye cada vez mas debido a la pérdida de hábitat, fragmentación genética y conflictos con granjeros; y un poco menos debido a la caza furtiva por su piel. La viabilidad de la población actual cerca de Tucson en Estados Unidos, está amenazada por la construcción de la cerca divisoria en la frontera entre Estados Unidos y México que va a eliminar la reproducción cruzada entre las poblaciones de ambos países. Las poblaciones existentes son más estables en las reservas más grandes que están dispersas a lo largo de México, Centroamérica y Suramérica.  

El orden de las categorías de conservación de La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) es el siguiente:

  1. Menos preocupante
  2. Casi amenazada
  3. Vulnerable
  4. Amenazada
  5. Seriamente amenazada
  6. Extinta en libertad
  7. Extinta

Características:
El jaguar es el tercer felino más grande en el planeta superado solo por el tigre y el león. Además es el felino más grande y fuerte en el hemisferio oeste. Este gato manchado se parece al leopardo pero es más pesado, robusto y mas fuerte; y su comportamiento es similar al de un tigre. La baja y fornida estructura de sus extremidades le permite contar con habilidades de experto para escalar, arrastrarse sigilosamente y nadar. Casi siempre viven cerca de una fuente de agua como pantanos, lagos o ríos. Al igual que los otros felinos grandes del mundo, ellos tienen la capacidad vocal para rugir, a diferencia de sus primos americanos más pequeños.

Evidencias de ADN sugieren que los leones, tigres, leopardos, jaguares, leopardos de las nieves, y leopardos longibandos comparten un linaje genético común que se ramificó alrededor de 6 a 10 millones de años atrás. El jaguar es el único miembro existente de este linaje hoy en día en el hemisferio oeste y no apareció en su forma y tamaño final hasta hace alrededor de 500,000 años atrás.

El jaguar posee el mordisco más fuerte de todos los felinos, seguido de cerca por el leopardo longibando, después por el león y el tigre. Tiene el segundo mordisco más fuerte de todos los mamíferos superado solo por la hiena que se alimenta pulverizando huesos de carroña.
Hay significantes variaciones de los tamaños entre las sub especies y entre más al sur se encuentra una sub especie más grande tiende a ser, culminando con los más grandes (hasta 350 libras ó 160 kilos) que se encuentran en los humedales de El Pantanal en Brasil. Esto es debido probablemente a la disponibilidad de presas más grandes en estos humedales abiertos que las presas de los bosques densos que son más pequeñas. El peso promedio considerando todas las subespecies oscila entre 56 a 96 kilos (125 – 210 libras), sin embargo un individuo puede pesar tan solo 30 kilos (65 libras) mientras que otro hasta 160 kilos (350 libras) típicamente las hembras son 10 – 20% más pequeñas que los machos. 

En cerca del 6% de las especies que habitan en Suramérica existe un alelo genético de ¨melanismo¨ que les produce un pelaje completamente negro pero con manchas que apenas se pueden distinguir debido a que son de un color negro más oscuro. Estos animales son llamados ¨panteras negras¨ pero en realidad son simples jaguares que tienen mutaciones genéticas del color. La hembra negra de jaguar que se aparea con un macho normal tiene una probabilidad muy alta de transmitir esta mutación. En casos muy raros ha habido jaguares totalmente blancos (albinos) llamados ¨panteras blancas¨. Los jaguares que viven en el denso bosque primario tienen un patrón de color significantemente más oscuro que aquellos que viven en hábitats más abiertos, de esta manera la selección natural dicta el camuflaje perfecto.   

El nombre jaguar es una variación en portugués de una palabra del idioma de los indios Tupi de Brasil. La palabra que ellos usan para describir al jaguar es “el gato que mata con al primer brinco”. El jaguar es una figura muy importante en todas las tribus nativas de América desde Arizona hacia el sur hasta la cuenca del Amazonas y mas notablemente incluyendo a las civilizaciones de los Mayas y de los Aztecas quienes veían este animal como un enlace entre el mundo de los vivos y mundo espiritual.

Los jaguares no son conocidos como “devoradores de hombres” ya que hay mucho menos muertes de humanos por ataques de jaguares que por tigres o leones. Esto normalmente ocurre solo cuando es muy viejo o está herido y no puede competir por sus presas de costumbre. Sin embargo estos animales son muy impredecibles, por eso la mayoría de los encargados de los zoológicos mantienen su distancia ya que no se puede confiar en ellos. Es muy raro verlos en circos o shows debido a su comportamiento impredecible.

Hay teorías que sugieren que el tamaño más pequeño del puma tropical se debe a la competencia con el jaguar. Cuando los dos ocupan el mismo territorio el puma tiene que buscar presas más pequeñas por lo que debido a la selección natural se ha hecho más pequeño a lo largo de miles de años.

 

Distribución:
De acuerdo a reportes existe una población de jaguares que se extiende al norte hasta Arizona (sureste de Tucson) en Estados Unidos, y hacia el sur se extiende hacia México, Centroamérica, Paraguay y el norte de Argentina. También se les ha visto unas pocas veces en Nuevo México y Texas en Estados Unidos. A comienzos de los años 1900 su rango de territorio se extendía al norte hasta El Gran Cañón y al oeste hasta el sur de California. De acuerdo a estudios de fósiles se calcula que durante los pasados 40,000 años el territorio de los jaguares se ha replegado 1000 km (620 millas) hacia el sur (de más de la mitad sur de Estados Unidos); y 2000 km (1250 millas) hacia el norte en Suramérica. A estos felinos se les puede encontrar en alturas de hasta 3800 metros.

 
Caza y Alimentación:
El jaguar es un “súper predador” lo que significa que está en la ubicación más alta de la cadena alimenticia por lo que juega un papel muy importante en la estabilización y regulación de las poblaciones de especies que son su presa. Al igual que otros grandes felinos, el jaguar emplea un estilo de caza tipo emboscada, siempre se esconde y ataca por el punto ciego de la presa. El patrulla su territorio en el bosque usando sus agudos sentidos del oído, vista y olfato para detectar a su presa. Se cree que los jaguares tienen un sentido del olfato más fino que los otros felinos americanos quienes dependen más del oído y la vista. Aunque se cree que son nocturnos, la parte del día cuando más cazan es a la puesta del sol y al anochecer; y a diferencia de los otros felinos grandes, el jaguar con más energía se mantendrá activo máximo un 60% del tiempo que esté despierto.

Debido a su excepcionalmente poderoso mordisco, incluso en relación con otros felinos grandes, el jaguar emplea un método único de matar. El ataca a la cabeza de la presa mordiendo a través del cráneo y desgarrando el cerebro con sus colmillos. Este es su método preferido pero también usa la técnica del mordisco profundo en el cuello para provocar la asfixia a su presa, que es el método típico de los grandes felinos. Otra ventaja distintiva de sus poderosas mandíbulas es la capacidad de traspasar el duro caparazón de animales como armadillos, tortugas y caimanes. En algunas áreas estas especies son la fuente numero uno de alimento. La fuerza de sus mandíbulas también le ayuda al jaguar a arrastrar presas muertas hacia a fuera del agua y hacia arriba de los árboles o en terrenos cuesta arriba. Ha habido reportes de jaguares arrastrando presas que pesan hasta 600 libras (272 kilos) a través de densa jungla.
El jaguar es un cazador oportunista y tiene la dieta más diversa de entre todos los grandes carnívoros. Esto se debe a la menor cantidad de herbívoros grandes que se pueden encontrar en el bosque lluvioso en comparación con los que se encuentran en las praderas abiertas. Se ha descubierto que consumen hasta 87 especies diferentes de presas incluyendo: ciervos, capibaras, tapires, jabalíes, perros, zorros, serpientes, caimanes, cocodrilos, tortugas, armadillos, aves, pescado, perezosos, monos, huevos y ranas. El jaguar prefiere ganado y caballos para su dieta natural si hay disponibles, y esto, por supuesto, ha causado grandes conflictos con los rancheros quienes les disparan y los matan.

 

 Reproducción y Ciclo de Vida:
Los jaguares son criaturas solitarias y no interactúan entre ellos excepto durante el cortejo sexual. La hembra se hace cargo por completo de las crías y siempre evitará al macho durante la infancia de los cachorros por miedo de que él los mate. El macho ocupa un territorio que incluye adentro los territorios de 1 a 3 hembras. El defiende su territorio, no necesariamente a las hembras que estén dentro de este, ya que se sabe que las hembras pueden dejar el territorio de un macho temporalmente para aparearse con otro macho. Al macho parece no importarle esto, pero si le importa mucho cualquier intrusión de otro macho en su territorio.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 2 años y los machos a los 2½ ó 3 años de edad. Esta especie se reproduce a lo largo del año y los nacimientos se incrementan cuando las presas son abundantes. Las hembras están en celo de 6 a 17 días de un ciclo completo de 37 días. Las hembras anuncian su fertilidad con orina, marcas odoríferas y una mayor vocalización. El periodo de gestación dura de 93 a 105 días después de los cuales nace de 1 hasta 4 cachorros pero lo más común es que sean 2. Cuando nacen son ciegos y abrirán sus ojos hasta después de dos semanas, son destetados a los meses. A los seis meses salen de la guarida y empiezan a acompañar a su madre a cazar. Se quedan con su madre de uno a dos años antes de dejarla y reclamar su propio territorio.

Su expectativa de vida promedio en libertad es de 12 a 15 años, pero en cautiverio es de más de 20 con algunos individuos que han sobrepasado los 23 años. Esto los pone entre los felinos más longevos del planeta, a esto hay que agregar que ellos pueden continuar reproduciéndose hasta que mueren.

 

Supervivencia a futuro en su ambiente natural:
Los jaguares fueron afectados extremadamente de manera negativa por el comercio de pieles en los años 60s cuando un promedio de 15000 pieles de jaguar salían de la región del Amazonas cada año. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) de 1973 hizo que ese mercado cayera bastante pero para ese momento ya estos animales habían perdido 37% de su distribución histórica y se desconoce su situación en 18% adicional. Todavía no están protegidos de la caza deportiva en Bolivia, Ecuador ni en Guayana. Sin embargo lo que más probablemente salve a los jaguares es el creciente concepto de ecoturismo y la educación de los rancheros acerca del valor a futuro de esta especie y las relacionadas a ella.

Sin duda la población de jaguares en Estados Unidos es poco probable que permanezca ahora que se está construyendo la barrera divisoria entre la frontera de México y Estados Unidos. Este problema de “fragmentación” es un problema inherente a cualquier especie que requiere grandes territorios. Con un poco de suerte tal vez la introducción de “corredores biológicos” que conecten áreas protegidas pueda ayudar a conservar un sano patrimonio genético entre estas reservas. 

Los machos requieren de un territorio de entre 75 a 100 km2 (30 a 40 millas cuadradas) dependiendo de la disponibilidad de presas. Normalmente hay 2 ó 3 territorios de hembras comprendidos entre el territorio del macho. Para mantener una población saludable se necesitan 250 machos por lo que se necesita un área interconectada de por lo menos 18,750 km2 (7,200 millas cuadradas).

En 70% de su distribución actual los científicos creen que se pueden mantener poblaciones de manera exitosa.    


Volver a página de Felinos