Felinos » Margay (Caucel)

Margay-Tree Ocelot-Little Ocelot-Long Tailed Spotted Cat


Nombres Comunes en Inglés:
Margay, Ocelote de Árbol, Pequeño Ocelote, Gato manchado de cola larga.

Nombres Comunes en Español: Caucel, Tigrillo, Gato de Monte.

Nombre Científico: Leopardus wiedii

Estado de supervivencia: Aunque estuvo en la lista de ¨vulnerables¨ a la extinción de la UICN, le han bajado el estatus a ¨casi amenazada¨. De las seis especies de felinos de Centroamérica esta especie se encentra en más peligro de extinción que el ocelote, el puma y el yaguarundí, igual que el jaguar, pero no tan amenazada como el oncilla que se encuentra clasificado como ¨vulnerable¨. Debido a que el caucel es un felino arbóreo esto lo hace mucho más susceptible a la destrucción de hábitat natural que otros felinos que pueden vivir en varios hábitats.

El orden de las categorías de conservación de La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) es el siguiente: 1) Menos preocupante 2) Casi amenazada 3) Vulnerable 4) Amenazada 5) Seriamente amenazada 6) Extinta en libertad 7) Extinta .

 

Características: Puede pesar de 2 a 9 kilos (6-20 lbs.) El tamaño de su cuerpo es de 45 a 80 centímetros (18-32 pulgadas) y su cola mide de 33 a 51 centímetros (13-20 pulgadas).

Ellos son exclusivamente arbóreos. Para los científicos estos felinos son muy difíciles de estudiar en su ambiente natural de alejados y densos bosques por lo que existen diversas opiniones acerca de sus características y comportamiento en libertad. Ellos son muy reacios a cualquier presencia humana en su territorio por lo que abandonarán un área rápidamente ante la mas mínima invasión. Algunos científicos creen que son completamente nocturnos debido más que todo a las características físicas de sus ojos, mientras que otros científicos dicen que los han podido ver activos durante el día en su ambiente natural. La mayoría de los científicos estarán de acuerdo en que estos felinos son nocturnos pero más diurnos que su pariente el ocelote. Los ocelotes, oncillas y cauceles tienen 36 cromosomas y están más relacionados entre ellos que con los jaguares, pumas y yaguarundíes quienes tienen 38 cromosomas.

Los cauceles, a lo largo de miles de años de selección natural, han desarrollado adaptaciones físicas únicas para sobrevivir en los arboles incluyendo patas excepcionalmente anchas con dedos móviles y una cola que puede medir hasta el 70% del tamaño total de su cuerpo. Esta cola tan larga le sirve para balancearse mientras camina sobre ramas delgadas. Pero lo más impresionante es su habilidad de rotar sus tobillos traseros 180° grados, lo que le permite caminar hacia abajo por arboles con la cabeza hacia delante como una ardilla, ó colgarse de sus garras traseras mientras manipula una presa. En el mundo solamente este felino y el leopardo longibando del sureste de Asia tienen esta habilidad. Ellos pueden agarrar ramas de igual manera con sus garras delanteras y con las traseras; también pueden saltar considerables distancias. En cautiverio se ha reportado que saltan a mas de 5.5 metros (18 pies) verticalmente y 8.5 metros (28 pies) horizontalmente, secundando solamente la habilidad de salto del puma. Si se caen del árbol,  cuando van cayendo se les ha visto agarrarse de una rama con una de sus garras y trepar de nuevo al árbol. La mayoría de los científicos concuerdan en que los cauceles evolucionaron a partir de los ocelotes y se volvieron arbóreos para reducir la competencia por presas en el suelo. Esta forma de vida también le da protección al no tener predadores en los árboles. Ellos duermen sobre las ramas o entre las cavidades de los árboles y pueden sentir fácilmente a un predador grande dirigiéndose hacia ellos.
Aunque se cree que son criaturas solitarias que solo interactúan con otros  para reproducirse, se ha descubierto que en cautiverio los machos y las hembras forman estrechos lazos sociales. Esto sucede especialmente si el macho ha sido castrado. En cautiverio estas parejas se asean y arreglan mutuamente, duermen juntos y comparten el alimento.

Debido a su preciosa piel, que es similar a la del jaguar y la del ocelote, estos animales fueron afectados severamente de manera negativa por el comercio de pieles y de hecho estuvieron aun más amenazados cuando el comercio de pieles de jaguar y ocelote fue restringido, pero ellos no quedaron cubiertos por esa protección. Se necesitan 15 cauceles adultos para fabricar un abrigo de piel.  Hoy en día están protegidos por leyes internacionales pero la caza ilegal todavía continúa, esto se sabe debido a que las investigaciones muestran que sus pieles son las que se encuentran más comúnmente en el mercado ilegal.

Debido a su tamaño manejable (aproximadamente el tamaño de un gato doméstico) estos animales se volvieron extremadamente populares en Estados Unidos como mascotas exóticas. Ahora ellos están protegidos contra esto por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. El nombre común ¨Margay¨ proviene de un anglicismo de la palabra Azteca ¨Marguey¨ que significa ¨gato de los arboles¨. Los mayas los llamaban ¨arco de flecha¨ por su agilidad. El nombre científico se originó al comienzo de los años 1800, proviene del explorador y naturalista alemán Príncipe Maximiliano Zu Wied.

 

Distribución: Las diez subespecies de cauceles se pueden encontrar desde el norte de México hasta Panamá, el norte de Colombia, Perú, el norte y este de Paraguay y el extremo norte de Argentina. Se les encuentra desde el nivel del mar hasta por encima de los 3000 metros (9750 pies) de altura. También habitaban en el sur de Texas pero no se les ha visto ahí por alrededor de 100 años. 

 

Caza y Alimentación:
Debido a que es casi imposible observar a estos felinos en su hábitat natural, la mayoría de los estudios de ellos en libertad son hechos basados en contenidos estomacales y análisis fecal. Estos felinos comen aves, roedores, ardillas, murciélagos, zarigüeyas, perezosos, monos, lagartijas, ranas y huevos. También comen frutas y vegetación incluyendo zacate para ayudar a su digestión. Se cree que cazan únicamente en lo alto de los árboles.

 

 Reproducción y Ciclo de Vida:
Esta especie no tiene un periodo predeterminado de reproducción y aunque el periodo de gestación es corto (76-80 días) solamente dan a luz una vez al año. Las hembras pueden estar en celo de 4 a 13 días. El macho se monta en la hembra y la sujeta del pescuezo con sus dientes. La copulación es corta, dura de 15 segundos a 1 minuto. Este comportamiento de apareamiento es común en la mayoría de los felinos. La hembra construye un nido en el hueco de algún árbol y usualmente da a luz a un gatito, algunas veces dos y muy raramente tres. Acabado de nacer tiene un peso de 450 gramos (1 libra), comparado con un gato doméstico que puede pesar solamente un cuarto de libra al nacer. El recién nacido es gris con manchas negras sobre todo el cuerpo. Sus ojos se abren a las 2 semanas. Comienza a comer comida solida alrededor de las 4-5 semanas y puede atreverse a salir del nido a las 5 semanas. Estará listo para dejar a su madre alrededor de los 4 meses y alcanzará su tamaño máximo de adulto en menos de 10 meses. Ocasionalmente se producen individuos que son negros por completo debido a una mutación del pigmento similar a la de los jaguares negros.

En libertad su expectativa de vida es de 12 a 14 años, pero en cautiverio ellos pueden vivir de 13 a 18 años. De acuerdo a nuestra investigación el caucel que ha vivido más tiempo en cautiverio vivió 18 años. Nuestro caucel, que se llama Feliz, actualmente vive en La Paz Waterfall Gardens- Costa Rica, nació en 1989 y es el caucel más longevo documentado en la historia. Ella tiene más de 20 años de edad y todavía actúa como una adolescente con su novio Luigi que nació en marzo de 1993. 

 

 Supervivencia a Futuro en su ambiente natural:
Estos gatos tienen territorios mucho más pequeños que sus primos. El territorio de un macho comprende de 12 a 16 km2 (7-9 millas cuadradas) con hembras ocupando parte del territorio del macho. Estas son las buenas noticias, sin embargo estos felinos no viven ni transitan en áreas claras sin bosque por lo que su movilidad es severamente limitada lo que puede representar una amenaza a su patrimonio genético. Factores como su pequeño tamaño, sus exitosas adaptaciones para cazar en los árboles y el hecho de que el bosque lluvioso mantiene mucho potencial en presas en los arboles le han permitido a los cauceles sobrevivir en territorios más pequeños. Sin embargo ellos deben tener áreas de bosque lluvioso libres de toda molestia para poder sobrevivir en libertad. La destrucción del hábitat natural es su amenaza número uno. Mantener un banco genético de animales en cautiverio es una buena precaución en caso de que necesitemos repoblar las especies que desaparecen de su ambiente natural, asumiendo que un día podamos conectar los corredores biológicos de manera suficiente para mantener poblaciones sanas en la vida silvestre.  


Volver a página de Felinos