Felinos » Ocelote

Ocelot-Painted Leopard-McKenneys Wildcat

Nombres comunes: Ocelote, Leopardo Pintado, Manigordo.

Nombre científico: Leopardus pardalis

Estado de supervivencia: En Costa Rica ellos están considerados en peligro de extinción y están protegidos bajo la Ley de Conservación de Vida Silvestre No. 7.317. También están protegidos internacionalmente por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Estuvieron clasificados como una especie “vulnerable” desde 1972 hasta 1996, pero ahora están clasificados como “preocupación menor” de acuerdo a la Lista Roja 2008 de IUCN. Esta clasificación es la categoría de menor riesgo en la lista.  

 

Características:
El ocelote es el tercer felino más grande de los felinos centroamericanos y pesa de 10 a 15 kilos (25 – 35 libras) y miden alrededor de 1.5 metros (5 pies) de la cabeza a la cola. Tienen un tamaño de casi el doble de un gato casero promedio. Aunque el tamaño entre individuos puede variar dramáticamente. El macho es significativamente más grande que la hembra. Ellos son principalmente nocturnos y tienen un sentido de la vista muy agudo incluyendo visión diurna y nocturna al igual que el oído. Los círculos blancos alrededor de los ojos ayudan a reflejar luz extra hacia adentro de los ojos por la noche.
Son buenos escaladores, saltadores y nadadores. No evitan el agua por lo que son expertos en cruzar limites naturales como ríos. Al igual que los demás felinos americanos, llevan una vida solitaria y no forman grupos.

El único depredador que tienen es el jaguar, quien los caza por comida y para eliminar la competencia por presas. Algunos biólogos creen que la manchas blancas detrás de la orejas son para protegerlos de los jaguares ya que desde atrás esas manchas aparentan ser ojos y los jaguares prefieren atacar solamente cuando la presa no está viendo. En Costa Rica se les conoce como manigordos debido al tamaño bastante grande de sus patas delanteras en relación con el cuerpo.  El nombre ocelote proviene de la palabra Azteca tlalocelot que significa tigre del campo.

Aunque los científicos no entienden porque, se sabe que estos gatos tienen la temperatura más baja en descanso de entre los felinos del mundo. Son adaptables y pueden vivir en hábitats que van desde el bosque lluvioso hasta el desierto ó pantanos. También se han adaptado a ambientes alterados por humanos como granjas y haciendas. El problema es que ellos se comen a los terneros por lo que los rancheros los matan. Esto sucede especialmente en México, Texas y Arizona donde últimamente son vistos muy poco. La continuidad de  presencia de ocelotes en Texas no es segura debido a la pérdida de su hábitat, introducción de perros a los ranchos, exterminación por parte de los rancheros y la creación de autopistas. A menudo ocelotes inexpertos mueren atropellados por carros cuando intentan cruzar las autopistas.

La histórica disminución de su población es el resultado de varias razones. La razón principal ha sido el mercado de su espectacular piel. Su piel manchada es considerada una de las hermosas pieles en el mundo. Desafortunadamente los ocelotes han sido cazados en exceso por su piel durante miles de años desde épocas de la antigua civilización Azteca. En las épocas de los sesentas, setentas y principios de los ochentas Estados Unidos importó más de 100,000 pieles por año. Actualmente estos felinos están protegidos por muchas leyes internacionales que prohíben el comercio de piel de ocelote.
Desafortunadamente esta no es la única amenaza que ellos han enfrentado. Por un tiempo fueron muy populares como mascotas exóticas. A las madres a menudo las mataban para quitarle sus crías, que son cariñosos y dóciles cuando están pequeños, pero se vuelven impredecibles y peligrosos la mayoría de las veces cuando crecen. Además el particular y desagradable olor de su orina también era motivo para que sus dueños no quisieran seguir  teniéndolos como macotas cuando crecían. Todavía hay algunos países como Nicaragua, Ecuador y Perú donde se puede comprar un ocelote o un caucel por medio de comerciantes en la calle. Sin embargo, la amenaza número uno que el ocelote enfrenta es la pérdida de sus presas y hábitat natural.  

 

Distribución:   
Todavía los ocelotes se encuentran ampliamente distribuidos en México, América Central y Sur América, también se han visto hacia el norte hasta Texas y Arizona y hacia el sur hasta Argentina. Probablemente todavía queden unos pocos en Texas y Arizona. También se ha reportado que existen unos pocos en la isla de Trinidad, en el Caribe. Se les puede encontrar en elevaciones bajas, medias y altas hasta los 3800 metros de altura (12350 pies).

 

Caza y Alimentación:    
Estos felinos son en gran parte nocturnos y usan sus agudos sentidos de la vista y oído para cazar. Comen casi cualquier cosa, incluyendo conejos, roedores, armadillos, oso hormiguero, tortugas, iguanas, pescado, ranas y serpientes. También acechan a los monos y a las aves en los arboles. Su estilo de caza es acechar y emboscar.
Al igual que los demás gatos, los ocelotes están adaptados para comer carne. Tienen colmillos puntiagudos que usan para propinar una mordida mortal y dientes afilados atrás que pueden cortar la comida como si fueran tijeras. Los ocelotes no tienen dientes apropiados para masticar por lo que cortan la comida en pedazos que luego tragan. Su lengua áspera puede arrancar incluso la carne más dura dejando los huesos limpios. 

 

Reproducción y Ciclo de Vida:
Aunque machos y hembras pueden compartir un territorio, ellos nunca cazan o pasan tiempo juntos excepto cuando se aparean. Estos felinos no tienen una época de reproducción determinada. El periodo de gestación es de 75 – 90 días y normalmente tienen 1 ó 2 cachorros. La madre normalmente los esconde en un hueco de un árbol. En cautiverio ellos viven más de 20 años. En su ambiente natural viven de 8 a 10 años.

 

Supervivencia a Futuro en su ambiente natural:
Se ha calculado que para poder mantener una población genéticamente sana se requiere un mínimo de 500 individuos. Esto significa 500 territorios en un mismo lugar. Algunos gatos pueden tener territorios que se entrecrucen con otros, entonces podemos decir que las hembras pueden ocupar territorios que están dentro de territorios de los machos, lo que nos deja la necesidad de 250 territorios. El territorio mínimo que requiere un ocelote es de 18 km² (7 millas cuadradas) entonces una población genéticamente prospera necesita 4500 km² (1650 millas cuadradas) de hábitat unido para sobrevivir. Admirablemente Costa Rica ha dedicado muchas partes de su territorio para la conservación, pero si estas islas verdes no se conectan una con la otra, el patrimonio genético se va a deteriorar con el tiempo y esto causará una lenta extinción.
En el mundo de hoy todos nos damos cuenta de la imposibilidad de mantener áreas protegidas tan grandes como las que requieren los predadores dominantes de la cadena alimenticia. Pero a pesar de esta imposibilidad todavía hay esperanza a través de un concepto llamado “Corredores Biológicos”, estos son corredores ó pasillos naturales que conectan a diferentes zonas protegidas, permitiendo a los animales libertad de movimiento desde y hacia hábitats protegidos.
Mientras tanto, mantener un banco genético de animales en cautiverio es una buena precaución en caso de que necesitemos repoblar las especies que desaparecen de su ambiente natural, asumiendo que un día podamos conectar los corredores biológicos de manera suficiente para mantener poblaciones sanas en la vida silvestre.
Volver a página de Felinos